Análisis del proceso de limpieza técnica – Primera parte: Preparación

Extracción, filtro, secado y pesaje

Los componentes de precisión no deben presentar contaminantes para poder operar adecuadamente. Las piezas que son hechas con componentes sucios pueden fallar de forma prematura. La limpieza técnica es el proceso que permite medir el nivel de contaminación a partir de estas partículas para asegurar la alta calidad de acabado de los productos. En la primera entrega de esta serie de publicaciones (seis en total), se analizará de cerca el primer paso del proceso de limpieza técnica: la preparación (extracción, filtro, secado y pesaje). Primero, demos una mirada al lugar que ocupa la preparación en el proceso de inspección de limpieza técnica:

  • Preparación
    • Extracción
    • Filtro
    • Secado y pesaje
  • Inspección
    • Adquisición de imágenes
    • Detección de partículas
    • Medición y clasificación del tamaño de partículas
    • Extrapolación y normalización de conteo de partículas
    • Cálculo de nivel de contaminación
    • Definición de código/normativa de limpieza
    • Verificación de aprobación máxima
    • Separación de partículas reflectantes y no reflectantes
    • Identificación de fibra
    • Revisión de resultados
    • Creación de informe

Extracción

Los componentes que deben ser analizados son ubicados en un gabinete de extracción dentro de una sala blanca, y cualquier partícula contaminante o residuo es retirado usando métodos de lavado por inmersión, a presión, enjuague o baño de ultrasonidos.

La extracción por líquido resulta adecuada para la gran cantidad de componentes funcionalmente relevantes de los automóviles. El líquido de enjuague debe ser compatible con el componente, como también con el dispositivo de filtro.

Note que el gabinete de extracción debe ser limpiado de forma regular para evitar convertirse en una fuente de contaminación. Por este motivo, el gabinete de extracción es descargado varias veces. El agua proveniente del enjugue es filtrada y, después, se examina la presencia de partículas. La cantidad de residuos se vuelve constante después de tres o cuatro ciclos de lavado, que resulta en un valor de fondo para la configuración específica (enjuague, gabinete y filtro). Es suficiente pesar los filtros de membrana para obtener este valor en blanco.

Filtro

El enjuague es filtrado a través de la membrana y las partículas extraídas son recogidas en el filtro. Este filtro está enganchado a un soporte que forma parte del gabinete de extracción.Si el enjuague es un aceite, este se filtra directamente. Se traza una cantidad definida de aceite (cerca de 50 ml) a través de un soporte de filtro. Las partículas se quedan detrás del filtro.Es importarte hacer notar que un filtro por lo general no será cubierto completamente con las partículas residuales (el borde o flanco del filtro se cubrirá de un sello que resulta en una área directa de flujo reducido). Sección transversal típica de un álabe de turbina eólica
Filtro de membrana enganchado y en uso en un gabinete de extracción

El tamaño del filtro puede variar de 25 mm a 90 mm de diámetro. El tamaño típico de un filtro y casi estándar para la limpieza técnica es de 47 mm. El filtro de membrana puede estar compuesto de:

  • Celulosa: Excelente compatibilidad con soluciones acuosas
  • Poliéster: Fondo de imagen uniforme. Facilita también la configuración de umbral para detectar partículas.
  • Fibra de vidrio: Ideal para soluciones con altos niveles de sólidos suspendidos o alta viscosidad.
  • Malla de nilón: Muy buena resistencia para la mayoría de disolventes. Requiere una capa de soporte blanca ya que es transparente.
Filtro de membrana hecho de celulosa
Filtro de membrana hecho de celulosa
Filtro de membrana hecho de poliéster
Filtro de membrana hecho de poliéster
Filtro de membrana hecho de fibra de vidrio
Filtro de membrana hecho de fibra de vidrio
Filtro de membrana hecho de malla de nilón
Filtro de membrana hecho de malla de nilón

Secado y pesaje

La membrana de filtro es secada en la preparación para análisis posteriores. El líquido o aceite de enjuague debe ser retirado usando un desecador, un secador térmico, o equipamiento especializado para este propósito.

La membrana de filtro secada (con todas las impurezas en ella) es pesada usando un balance analítico con un parabrisas integrado. El resultado gravimétrico proporciona el primer valor para las partículas residuales; sin embargo, los valores de tamaño, forma y otros parámetros de partículas ser obtenidos mediante otros medios.

Después del pesaje del filtro de membrana, este último es situado en un soporte de filtro, preparándolo para la siguiente etapa del proceso de inspección de limpieza técnica: la adquisición de imagen. Consulte la publicación de Adquisición de imágenes y medición de partículas, segunda parte de nuestra serie de publicaciones: Análisis del proceso de limpieza técnica.

By: Hamish RossellIndustrial MicroscopesCleanliness Inspection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.